Inspiración/ilustración : hablemos de fondos

Me gusta mucho pensar en el bordado y en la tela final como una hoja en blanco. Desde que comencé a aprender, me imaginé tomando y abordando el trozo de tela de la misma manera que lo hago con el papel acuarela, previo a una ilustración: dejando de lado todo lo que ya conocemos, para mezclar contenidos y objetos que hasta algunas veces parecieran no pegar ni juntar.

Pero ahí está la gracia. El objetivo está en plantear un nuevo mundo en base a ideas metafóricas y/o simbólicas –donde no necesariamente se representa la realidad tal cual la conocemos–, para abrir la imaginación a nuevas interpretaciones y tirarnos un piquero dentro del mundo narrativo de cada ilustrador/a.

Fue mirando un cuadro de Luisa Rivera (mi ilustradora chilena favorita) que está en mi oficina, cuando se me ocurrió que todos podríamos sacar un par de buenas ideas de los ilustradores que admiramos.

luisa-rivera-world-without-us

Luisa Rivera, “The World without us”. Imagen de www.luisarivera.cl

El trabajo de Luisa se llama “The World without us” y conforma la imagen final sólo por un juego entre figura y fondo; donde todas las hojas que intervienen el plano principal, delinean al mismo tiempo los bordes invisibles de la mano central, sin relleno. Este recurso podría funcionar bien para experimentar con letras y tipografías, o bien, formas simples que destaquen –sobretodo porque al trabajar de esta manera, se puede exacerbar la idea de pattern para el fondo y poner especial intención en la direccionalidad y ritmos de los elementos que lo conforman.

Activar los fondos es por lejos una de mis iniciativas favoritas –transformándose en tarea pendiente para una próxima investigación con los hilos– que en esta obra de Luisa funciona increíble.

serpiente

Este fue el resultado de mi investigación, pintando el fondo de la tela.

Otra buena idea para esto es jugar con el contraste del color. Hace un tiempo probé pintando la tela –osnaburgo, específicamente– con acrílico negro, dejando un paspartú para destacar la serpiente con flores y hojas doradas que quería bordar. Funcionó bien, el contraste entre el dorado y el fondo oscuro resaltaba hermosamente y quedé con el bichito de probar teñir directamente la tela con anilina de color, para una próxima oportunidad.

Bajo una lógica similar, la obra “Swooned” de Luisa Rivera refleja cómo este recurso funciona también aplicado en papel. En ella vemos priorización y decisión: ha pintado todo menos la mano principal, que conserva el color blanco del papel original y sólo los detalles de ésta se encuentran pintados.

luisa-rivera-swooned-e1455752012981

Luisa Rivera, “Swooned”. Imagen de www.luisarivera.cl

Finalmente, el llamado está dirigido a considerar opciones que muchas veces podrían favorecer el trabajo e intención de una imagen; dejar de pensar sólo en figuras para considerar qué está pasando o cómo queremos activar también la atmósfera total de la composición.

¿Han intervenido alguna vez la tela? ¿Qué otras posibilidades se les ocurren? Cuéntanos en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *