Corazón Crafter: Mariana Matija

Comenzábamos prácticamente el año, cuando me enteré que Mariana Matija –diseñadora colombiana, profesora y creadora del blog Cualquier Cosita Es Cariño–visitaría nuestro país a fines de marzo. A Mariana la conocí primero por sus post sobre sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, luego por lo que me contaba Trini Guzmán. Trini y Mariana se hicieron amigas durante el posgrado en Ilustración que ambas hicieron en Chile y, posteriormente, se transformaría en la mano derecha del diseño de los dos proyectos más grandes de Trini: el diseño de la página web de Cosío Bordao Tejío y de La Revolución del Bordado, su primer libro.

A los cinco minutos de estar conversando, lo que más llama mi atención de Mariana es lo consecuente que es en todo lo que hace, acorde a todo lo que piensa. Sumamente curiosa y estudiosa, me cuenta que luego de estudiar Diseño en la universidad, estudió corte, confección y alfarería y que siempre se mantiene aprendiendo sobre medio ambiente, derechos de los animales y activismo:

“Llegué a hacer lo que hago hoy a través de la curiosidad, del ‘hambre’ constante que tengo por aprender cosas que me ayuden a conectar mejor los temas que me interesan —porque todo está conectado—, y que me ayuden a entender mejor el mundo, y las cosas que puedo hacer para vivir de manera más alineada con las cosas que creo y que siento en el fondo del corazón.” comenta.

Y es que este movimiento a partir del corazón refleja en lo cosido, bordado y tejido por Mariana (si, hace las 3) una cuestión muy intuitiva, que finalmente responde a una preocupación social y ambiental; es su manera de contraatacar a lo desechable que se ha transformado todo hoy en día.

De esta manera crea piezas atemporales, a partir de moldes y medidas de prendas ya existentes que va adaptando de acuerdo a lo que tenga en mente, mientras que las telas las compra en Medellín, donde vive actualmente. Se preocupa de que la materia prima de sus creaciones sea producida en Colombia –y en condiciones de trabajo totalmente diferentes al contexto laboral de las multinacionales.

“Empecé a bordar en el colegio y muchos años después llamó mi atención para hacer dibujos en la ropa que yo misma había cosido. Aprendí a coser cuando empecé la universidad, porque me soñaba teniendo ropa que no encontraba en ninguna tienda (por la forma, el color, etc), así que me parecía ideal poder hacerla yo misma.

Ahora, además, me encanta coser porque me permite mantenerme lejos del mundo fast fashion… nada más “slow” que hacer tu propia ropa, en lugar de ir a comprar algo que ya está hecho (que además cuesta dos pesos y fue fabricado con un impacto altísimo en el medio ambiente y en el bienestar de las personas en países lejanos). Con el bordado y el tejido pasa un poco lo mismo: un suéter tejido tarda un buen tiempo en hacerse, pero tiene mil veces más valor que uno genérico que se consiga en una tienda… ¡y además es único! Y el bordado me parece una herramienta increíble para personalizar, actualizar, reparar y revitalizar ropa que ya tenemos, dándole un segundo (o tercer, o cuarto aire) a algo que ya no nos parece tan interesante.”

Mariana afirma que lo que más la mueve de estos proyectos, es imaginarse a sí misma utilizando la misma prenda por más de 10 años, pues habrá sobrevivido al paso del tiempo –y con eso, al mismo tiempo, su determinación.

Su blog Cualquier Cosita es Cariño nació el 2006, como un espacio para poder abordar los temas que le interesaban sobre responsabilidad ambiental, justicia social y sustentabilidad. El 2015 ganó el premio de a Mejor blog de Innovación y Sostenibilidad, lo que significaba que cada vez existía más gente con ganas de aportar con un granito de arena y comenzar a hacer este cambio de switch que, como la misma Mariana afirma, no es de un día para otro.

Su objetivo principal recide en poder educar y ayudar a quienes quieran emprender su camino a una vida sostenible –y aprovecha cada instancia para poder hacerlo. Su casa tiene mucha luz y plantas, disfruta mucho dibujar sus ideas previamente al hacerlas, compra a granel, hace su propio desodorante, cose sus pétalos desmaquillantes en algodón y creó su propia bolsa de crea de algodón para almacenar el pan.

Es generosa con lo que sabe. Cuando le pregunto si es que vende las bolsitas de pan o los pétalos desmaquillantes reutilizables, me dice que no pero que siempre ha estado dispuesta a enseñarle a los demás a hacerlas.

Revisa el video de la entrevista aquí:

+ Fotografía, video y postproducción: Valentina Bird
+ Entrevista y texto: Jo Jiménez
+ Canción: "Brand New Start" de Little Joy, cover de Josefina Farizo
Category:Cosío, Entrevistas, Tejío

Soy Jo Jiménez y soy artista visual e ilustradora. Me inspira la naturaleza, los viajes, el trabajo de otros artistas y la gente que está trabajando en nuevos proyectos que salen de la zona de confort creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *